Las 7 virtudes del Bushido para liderar organizaciones

El Bushido es el código de conducta que guió a los samuráis japoneses. Un código que definía el camino del guerrero y recogía principios filosóficos y normas de actuación de distintas fuentes como el Budismo Zen, el Sintoísmo, el Confucionismo… El resultado es una guía de vida construida sobre 7 principios que son extrapolables a las distintas áreas de nuestra vida, con las lógicas diferencias dado que ya no vivimos en una sociedad feudal (o no del mismo tipo que la de los samuráis). Podemos trasladar esas 7 virtudes del Bushido al mundo de las organizaciones empresariales y políticas, donde la carencia de un liderazgo basado en valores es más que evidente.

#1 GiJusticia:

Se trata de anteponer lo que es justo a los intereses personales. Ser justos y tratar de ser justos para tomar las decisiones correctas. Esto no va de elegir entre “lo bueno y lo malo”, va de hacer lo correcto más allá de lo que es conveniente en cada momento (todo lo contrario de la ética utilitarista y buenista que diluye nuestra cultura y valores).

#2 YuValor o coraje:

Tener el valor de actuar y asumir nuestras responsabilidades. Actuar calculando los riesgos, asumiendo las consecuencias, meditando nuestros movimientos. Sin miedo al fracaso, sin esconderse ni echarse para atrás. Porque el éxito y el fracaso son la misma cosa. Meras consecuencias más allá del aquí y el ahora.

#3 JinBenevolencia:

La benevolencia nos ayuda a mantener la contención y el control. A saber cuando parar. A no ensañarnos con los demás. El equilibrio como límite a nuestros actos. Una expresión de buena voluntad y de bondad. A desapegarnos de la acción. A no permitir que ésta nos domine dejándonos llevar por el ego y las emociones.

#4 ReiRespeto:

El respeto hacia uno mismo se gana respetando a los demás. Respeto por nuestros superiores y por nuestros subordinados. No esperemos ningún respeto si no somos capaces de respetar a los demás. Incluso a quienes no piensan como nosotros o son rivales o competidores.

#5 MakotoHonestidad:

Honestidad y sinceridad. Cuando digamos que vamos a hacer algo, que sea porque ya está hecho. Nuestra palabra debe ser nuestra mayor riqueza. “Decir” y “hacer” como sinónimos. La mentira y la trampa no son opciones válidas. “Hazlo o no lo hagas, pero no lo intentes” le enseñaba Yoda a Luke Skywalker.

#6 MeiyoHonor:

Afrontar el fracaso con responsabilidad y dignidad para no perder nuestro honor. Ser coherentes y subsanar los errores, las derrotas… aunque sea a costa de dimitir y dejar paso a otros. Algo nada usual hoy en día. Fracasar encierra valiosas lecciones para el éxito, pero sólo si somos capaces de reconocer los errores como propios.

#7 ChuugiLealtad:

Leales a nuestra organización, a nuestros clientes, votantes, compañeros… leales a todos aquellos que dependen de nosotros. Leales a nosotros mismos. Traicionar a otros es deleznable, traicionarse a uno mismo es renunciar a ser quienes somos. La traición más grave que podemos cometer.

Por cierto, la palabra “samurái” en japonés se traduce por “el que sirve”.

Deja un comentario