¿Employer Branding? 10 lecciones del branding de Apple

Sobran trabajadores en casi todas las áreas, pero escasea el talento. Los robots son muy productivos, pero el talento es una capacidad humana que nos diferencia a unos de otros. Estamos viviendo un proceso de transformación digital sí, pero también un proceso de transformación y sustitución de los recursos humanos por profesionales de mayor talento y valor añadido. Como consecuencia de ello las empresas se afanan en atraer y retener el talento. Pero no se puede atraer y retener el talento sólo con dinero. Igual que no se puede comprar el amor, la admiración o el respeto. El talento hay que ganárselo a través de estrategias muy distintas a las que tradicionalmente han utilizado las empresas. Esto ya no va del “enséñame la pasta”. Por eso ahora se habla de “Employer branding”, y  las empresas deben incluir en sus estrategias de branding un nuevo “público” interno y externo: los profesionales con talento que forman parte de ella y los que están fuera y querríamos que se unieran a nuestra organización. Aunque pienso que deberíamos hablar de “Talent Branding” más que de “Employer branding”. Y hablando de branding, qué mejor que aprender de una de las marcas que mejor lo hacen en términos de marca: Apple. ¿Qué ingredientes del branding de Apple podemos extrapolar a nuestra estrategia de Talent Branding para conectar con el talento?

 

#1 Contar con un líder carismático y motivado.

Con las ideas claras, con una visión y una misión por cumplir. Un líder con un porqué. Decía Nietzsche que “quien tiene un porqué para vivir se puede enfrentar a todos los cómos”. Hay que saber hacia dónde se quiere ir y cómo ese camino sirve a los demás, y no sólo a uno mismo.

 

#2 Compartir y alinear el porqué, la cultura y los valores de la marca.

No se trata de retener o atraer talento sin más. Sino a profesionales que comparten y son afines a nuestra cultura y valores. Aquellos que están motivados por nuestro porqué. La nada no enamora. Y las personas y marcas que dan tumbos tampoco. La coherencia en todo lo que la marca ofrece es vital para conectar y generar “engagement”.

 

#3 Superar siempre las expectativas proporcionando más de lo que se espera.

Apple es muy hábil haciendo esto. El factor sorpresa desde la sencillez, la facilidad y el diseño. Lo mismo es aplicable al talento. El talento es una cualidad esencialmente creativa y requiere ser retado, sorprendido y alentado constantemente y de diferentes formas.

 

#4 Vender sueños, no productos.

No vender nada y dejar que hable lo que hace la marca, y nuestros fans, embajadores, seguidores y clientes. Lo que somos y lo que hacemos es nuestra mejor tarjeta de presentación. Y la herramienta perfecta para convertir a nuestros profesionales en embajadores de la marca.

 

#5 Escuchar antes de hablar y dominar el mensaje.

Apple no es la marca más social, pero es una de las marcas que más escucha y monitoriza todo lo que ocurre en las redes sociales. Lo que le sirve para aprender y aplicar el conocimiento en la superación de expectativas. Además, cuenta una historia (story telling) motivadora y que traslada claramente la visión, misión y el porqué de la compañía.

 

#6 Generar un sentimiento de exclusividad.

Hacer sentir a los profesionales que son especiales y únicos. El talento es escaso y hay que reconocerle su valor de una forma racional (retribuirlo en base al valor que aportan y a su potencial), y sobre todo, emocional (lo que no siempre es sencillo y requiere ser imaginativo).

 

#7 Crear experiencias deseables.

Apple cuida la experiencia usuario hasta en el más mínimo detalle. Desde el producto al packaging, el site o las Apple Store. Generan una experiencia única de la que formar parte. Lo mismo ocurre con los profesionales y todo lo que rodea su trabajo y su día a día. Es necesario diseñar y ofrecer una experiencia maravillosa a los que forman parte de nuestra marca, y deseable para los que no trabajan con nosotros (conciliación, dinámicas de trabajo, promoción, desarrollo del talento, formación, diseño oficinas, planes de incentivos, equipos…).

 

#8 Emocionar e inspirar.

El branding es emocional o no es branding. Hay que despertar emociones y ser capaces de conmover e inspirar.

 

#9 Ser visionarios y estar siempre en modo “beta”.

Una marca que ofrece presente y futuro al talento. Porque el talento está en constante evolución y aprendizaje, en modo beta. La marca debe tener y ser capaz de ofrecer una visión de futuro. Generar atractivo en el sector desde las tendencias y la innovación. Convertirnos en un referente.

 

#10 Amar lo que haces… y ayudar a que los demás puedan hacer lo que aman.

Es la más importante. Ofrecer un lugar en el que el talento pueda desarrollarse y crecer con pasión. Porque la pasión es la clave del genio. Y una marca que ayuda a que cada profesional que forma parte de ella saque lo mejor de si mismo no necesita atraer ni retener talento.

Deja un comentario