Inspiración y preguntas poderosas

Decía Albert Einstein que “si yo tuviera una hora para resolver un problema y mi vida dependiera de la solución, emplearía los primeros 55 minutos para determinar
la pregunta apropiada. Porque una vez conociera la pregunta correcta, podría resolver el problema en menos de cinco minutos”. Y eso es exactamente lo contrario que solemos hacer en nuestra vida diaria. Nos conformamos con vivir, con existir sin detenernos a reflexionar acerca de esas preguntas poderosas capaces de ser un catalizador y dar un sentido a nuestra acción. En muchas ocasiones esas preguntas aparecen en películas, en obras literarias, en la publicidad o en un verso… En numerosos casos son usadas para dirigir nuestra acción hacia algo tan mundano como elegir una marca de whisky o una champú. De nosotros depende utilizarlas como poderosas herramientas de reflexión, inspiración y cambio personal y profesional.

Y si el dinero no importara ¿Qué harías?

¿Cuánto te pagaron por renunciar a tus sueños?

¿Tienes un porqué?

¿Eres feliz?

¿Cuál será tu verso?

 

 

Deja un comentario