El Strategic Planner Holístico

El Strategic Planner Holístico o de cómo potenciar marcas, profesionales y empresas como un todo integrado.

Las economías, las sociedades, la política, las empresas, las personas y, por supuesto las marcas, se están transformando rápidamente. La Globalización 4.0 o también llamada 4ª Revolución Industrial (4IR) nos invita a reinventarnos y redefinir nuestra forma de ver el mundo y cómo aportar valor. Un mundo donde cada vez existen menos áreas estancas conectadas en serie. La realidad es que vivimos en un gran ecosistema global y cuya principal seña de identidad es que es un sistema holístico. Es decir, que sus propiedades deben ser analizadas en su conjunto, y no sólo a través de las partes que componen el sistema. En definitiva, un todo integrado y global bajo la premisa aristotélica de “un todo mayor que la suma de sus parte”.

Esta premisa es perfectamente válida y aplicable al mundo de las marcas y el branding. Las marcas son parte de un ecosistema integrado, de un todo (interno y externo). Esto hace que en planificación estratégica debamos replantearnos cómo trabajar con ellas, y cuál debe ser el perfil y la propuesta de valor del planner para la 4IR. La marca no es un ente independiente de la empresa y de los profesionales que la integran. Marca, Empresa y Profesionales son un todo integrado, que a su vez forman parte de un ecosistema mayor donde están desde la sociedad en su conjunto, hasta los diferentes públicos y clientes, las RRSS, los competidores, agentes económicos…

Como consecuencia de lo anterior, y después de 16 años trabajando como Strategic Planner construyendo marcas, creo firmemente en que la figura del planner hoy debe evolucionar incorporando nuevas formas de ver el mundo y enriqueciendo su propuesta de valor. En mi caso, a mis competencias y formación como Planner he añadido las de Coach Ejecutivo y el conocimiento de nuevas metodologías y herramientas de trabajo surgidas desde el mundo de la Innovación como Agile, Desing Thinking, SprintEstratega, Coach y Gestor de procesos Innovadores. Un coctel que permite ofrecer esa visión holística de marcas, profesionales y empresas.

El resultado, y el objetivo, es ser capaz de potenciar las tres áreas en paralelo (marca, profesionales y empresas) entendiéndolas como ese todo integrado. Con ese fin mis tres áreas de especialización me permiten integrar y fusionar herramientas de las 3 disciplinas. Además de desarrollar metodologías y procesos de trabajo específicos orientados a la innovación, la motivación y a la mejora de los procesos estratégicos, creativos y de negocio.

Por último, quiero añadir un ingrediente adicional al mix: la capacidad de trabajar y ayudar a incorporar un Propósito. Porque las personas necesitan un propósito, la clave es el porqué que diría Simon Sinek, “el para qué” como pregunta poderosa que trabajamos en Coaching, o “ese porqué que nos hace encontrar siempre un cómo” citando a Nietzsche.  Y es necesario también para las personas en cuanto profesionales (más allá de ganar dinero, tener una carrera exitosa o alimentar el ego) contar con un propósito o sentido vital más amplio dado que los seres humanos somos un todo integrado y no una suma de roles o facetas.

¿Y las empresas? Las empresas se han centrado en un único objetivo: ganar dinero, y cada vez más. Y eso no es sostenible. Es preciso o incorporar un propósito, darle un sentido a su existencia.  De esa forma generaremos una coherencia entre la empresa, los profesionales que la forman y las marcas que proyectan al exterior. Coherencia que facilitará la consecución de los objetivos de la empresa (ingresos), de los profesionales que la forman (realización) y de las marcas (su branding).

Y para hacer esto la visión holística del planner es fundamental.